Los Aceites TRANS

Que son en realidad?

Durante años se ha proclamado que el aceite vegetal es mucho mejor que el de origen animal, pero el detalle es que clase de aceite vegetal estamos hablando hay muchos, unos muy sanos como el de coco, oliva, palta, ajonjolí, uva, nueces, pero también los hay muy malos como los aceites vegetales de maíz, soja, canola, girasol, algodón los cuales son aceites TRANS debido a su naturaleza y a su proceso de extracción industrializada, aquí detallaremos los procesos químicos y mecánicos a los que se someten las semillas para extraerle la mayor cantidad de aceite posible y que sea muy rentable, sin embargo, los procesos industriales por los que suelen pasar las grasas vegetales para aumentar su duración los transforman en tóxicos.

Y es que la grasa vegetal, en su estado natural resulta inofensiva, pero se convierte en un producto perjudicial y nocivo tras pasar por los procesos de tratamientos industriales actuales, y todo esto con el fin de prolongar la vida de estas grasas y potenciar su sabor o textura, la industria de alimentación también someten a las grasas vegetales a un proceso llamado hidrogenación que básicamente, consiste en aumentar el número de átomos de hidrógeno de los ácidos grasos poliinsaturados que predominan en los aceites de semillas (girasol, soja, maíz, etc.) con este proceso se fabrica la margarina.

Producción del Aceite

La Hidrogenación del Aceite y las Margarinas

En la industria de los aceites vegetales, la hidrogenación es un proceso químico mediante el cual los aceites se transforman en grasas sólidas mediante la adición de hidrógeno a altas presiones y temperaturas, y en presencia de un catalizador.

Existe una evidencia científica de que consumir de forma excesiva alimentos que lleven grasas parcial o totalmente hidrogenadas se relaciona con un aumento de múltiples enfermedades.

Se trata de una reacción química de hidrogenación. El hidrógeno, gracias a la acción de un catalizador, satura los enlaces insaturados del aceite, aumentando de esta forma su punto de fusión. La reacción tiene lugar a velocidades apreciables a partir de los 110 °C aproximadamente. La presión total, la concentración y la mayor cantidad de catalizador ayudan a que la velocidad de reacción sea alta.

El mecanismo de reacción implica varias etapas. El hidrógeno gas disuelto en el aceite, es absorbido en el catalizador metálico (níquel, platino, paladio), separándose en los dos átomos que conforman la molécula. Estos átomos reaccionan con los enlaces dobles o triples del aceite, adicionándose a las insaturaciones y produciendo un compuesto intermedio, en el cual el enlace doble o triple enlace puede rotar sobre sí mismo.

El compuesto intermedio es inestable y rápidamente capta un segundo átomo de hidrógeno, por lo que el enlace insaturado se satura, o cede de nuevo el átomo, produciéndose a veces la isomerización de los enlaces cis, que es la configuración de los dobles enlaces en las grasas naturales, a trans.

La reacción de hidrogenación es fuertemente exotérmica y es así como se crea la margarina y demás aceite semi-solidos.

Los Daños Causados por las Grasas Trans ya Fueron Identificados desde la Década de 1930

De hecho, el Dr. Fred Kummerow (que actualmente tiene casi 100 años de edad) descubrió los peligros de las grasas trans en la década de 1930 y fue el primer investigador en publicar un artículo sobre el tema en 1957. Él descubrió que no es el colesterol lo que causa las enfermedades cardíacas, sino que las grasas trans ( recomendamos leer su libro : El Colesterol no te matará pero la grasa Trasn si puede hacerlo )

Además la Dr. Mary Enig PhD, que desde la década de 1970 había estado advirtiendo sobre los riesgos de las grasas trans.

Sin embargo, nadie la escuchó y fue considerada como una loca. Una pensadora independiente, la Dra. Enig también fue pionera educando a las personas sobre los peligros de salud del aceite de soja (soya) y tambien consumir soja sin fermentar.

Los aceites vegetales hidrogenados y la margarina, rápidamente se convirtieron en la base de la industria de los alimentos.

Según un cálculo, actualmente estamos comiendo 100,000 veces más aceites vegetales TRANS en comparación con el principio de siglo. Los aceites vegetales TRANS eran inexistentes a principios del siglo. Actualmente, representan alrededor del 70 por ciento de todas las calorías consumidas por una persona promedio.

La Gran Falacia sobre el Colesterol

En la década de 1950, las grasas saturadas fueron condenadas porque decían que aumentaba el colesterol. En aquel tiempo, sólo teníamos un entendimiento primitivo sobre qué causa las enfermedades cardíacas. Pero podíamos medir el colesterol HDL y LDL y la comunidad de investigación se centró en el LDL, que se hizo conocido como “el colesterol malo.”

Desde entonces, un gran número de pruebas clínicas ha demostrado que los niveles de colesterol LDL, excepto en casos extremos, en realidad son muy malos predictores del riesgo de ataque cardíaco.

Calentar estos tipos de Aceites Crea Subproductos de Oxidación muy Dañinos, sin contar el GMO

Como nota adicional, también existe el problema de la contaminación por glifosato e ingeniería genética que hace a los aceites vegetales actuales aún más peligrosos que las variedades pasadas. Dicho esto, desde el principio, los aceites vegetales siempre tuvieron el problema de ser inestables.

Al momento de ser calentados, especialmente en altas temperaturas, se convierten en productos de oxidación. Se han encontrado más de 100 productos peligrosos de oxidación en una sola pieza de pollo frito con aceites vegetales.

La razón por la que los aceites vegetales fueron endurecidos en forma de margarina es para ser utilizados como una imitación vegetal de la manteca de cerdo o la mantequilla de leche, ya luego la tecnología lograría transformarlos en aceites líquidos cambiando su estructura de ácidos grasos, apareciendo así los aceites vegetales refinados y embotellados que con engaños y artimañas logró colarse en todos los hogares del mundo.

Ya desde 1940 se realizaron experimentos con ingestas de aceites TRANS en animales con resultados tremendamente preocupantes, los animales desarrollaban cirrosis, alargamiento de hígado, además de morír prematuramente.”

> Leer: Colesterol, Ángel o Demonio?

Y entonces ahora con que vamos a cocinar?

Lo primero que debemos hacer es cambiar de aceite a un aceite seguro para cocinar como aceite de coco, aceite de palma roja virgen, aceite de ajonjolí virgen, aceite de semilla de uva y manteca de cerdo, solo estos aceites son óptimos para cocinar en forma segura, investigue y decida por si mismo y en principio hágase un favor a ud. y su familia, por que en los últimos estudios sobre los efectos de las grasas trans en el ser humano revelan que afectan tanto a los adultos como a niños e incluso a los embriones y fetos antes de nacer.

Se han realizado trabajos con ratones que sugieren que estas grasas pueden empobrecer la calidad de la leche materna humana. La cantidad de grasa de la leche producida por los ratones disminuye cuando son alimentados con margarinas y aceites industriales, ambos productos son poseedoras de un alto índice de ácidos grasos trans.

De hecho, esto podría explicar determinados trastornos de la lactancia humana en madres que a las dos o tres semanas de alimentar a sus bebés con su propia leche no pueden seguir haciéndolo.

Fuentes:

Cerebro de Pan - Dr. David Perlmutter

La gran Revolución de las Grasas - Dr. Sacha Barrio

Cholesterol won´t kill you - Dr. Fred Kummerow

Dr. Mercola > http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2014/08/31/grasas-trans-grasas-saturadas.aspx

Dr. Fred Kummerow > https://www.youtube.com/watch?v=9p2gK8WLNDc

Paleo Latino (Aceites Trans) > https://www.youtube.com/watch?v=qd0mSvJhA_4